Colegio Giordano Bruno

www.giordanobruno.cl

Pedagogía Waldorf

Cuando Rudolf Steiner creó el “Organismo Social Ternario”, un nuevo orden social, respondiendo a la crisis que estaba viviendo la humanidad en torno a la primera guerra mundial, entregó su propuesta a la Liga de las Naciones (hoy ONU), de modo que pudiera desarrollarse desde ahí hacia el futuro. Al ver que no ocurría así, a petición de Emil Molt (Gerente General de la Fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria), y como ejemplo de actividad cultural  dentro de la concepción del ternario social, creó la Pedagogía Waldorf y la primera Escuela Waldorf. Formó, entonces, un Seminario Pedagógico que duró 14 días, en horario de mañana, tarde y noche, recopilado en los textos que hoy en día se llaman: “El estudio del hombre como base de la pedagogía”, “Coloquios pedagógicos y conferencias curriculares” y “Metodología y didáctica”.

En las primeras palabras de ese seminario, Rudolf Steiner hizo un llamado a los que iban a ser maestros, a considerar la creación de la Escuela Waldorf como una tarea de orden cósmico dentro de la evolución de la humanidad y, en este sentido, a establecer un vínculo con los seres espirituales que inspirarían el trabajo que cada uno debía ejecutar. Este es el punto de partida de la Pedagogía Waldorf.

¿Quién es, entonces, un profesor Waldorf? Un profesor Waldorf tiene que ser una persona que se prepara día a día para establecer y cultivar ese vínculo.

Emanante de la Antroposofía, esta Pedagogía concibe al hombre como un ser ternario constituido por cuerpo, alma y espíritu. Esta constitución se va expresando de distintas maneras en el desarrollo humano y en los tres primeros septenios formativos se corresponde con el despliegue de las tres facultades anímicas del querer, sentir y pensar. Es tarea de la Pedagogía Waldorf permitir que se desarrollen y armonicen estas tres facultades.

La primera escuela Waldorf fue fundada en el año 1919, con los maestros que se formaron en el primer Seminario Pedagógico que dio Steiner ese año, y asistieron como alumnos los hijos de los obreros de la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, dirigida por *Emil Molt, en Stuttgart, Alemania (actualmente denominada Waldorfschule Uhlandshöhe).

Hoy en día existen más de 800 escuelas Waldorf en el mundo, en todos los continentes.

Historia del colegio Giordano Bruno

El Colegio fue fundado por Claudio Rauch en el año 1979, a cien años de la gesta de Micael (lucha del Arcángel Micael con el dragón, 29 de Septiembre de 1879). Esta fundación Claudio Rauch la acompañó  con la creación de la Corporación Rudolf Steiner y la fundación de la Sociedad Antroposófica de Chile, Rama Santiago. Entre la Corporación Rudolf Steiner, entidad económica, y la Facultad del Colegio, entidad cultural fue creado el Tribunal de Honor, entidad jurídica, como mediador entre ambos. De esta forma fue puesta en Santiago de Chile  una gran organización ternaria.

Su fundador, Claudio Rauch, llevaba más de 10 años trabajando la Antroposofía en Chile. De ese trabajo ya había surgido la actividad terapéutica como inicio del quehacer antroposófico. Así, en el año 1968, se había fundado el Colegio Miguel Arcángel de orientación antroposófica, primer colegio terapéutico de América Latina.

El Colegio Giordano Bruno, del mismo modo, fue el primer colegio Waldorf en nuestro país. Inicialmente tenía sólo dos Kindergarten. Hoy día, con más de cuatro septenios de vida, cuenta con dos Kindergarten y cursos de 1° a 8° básico. A la fecha han egresado 22 cursos que han recorrido todo su ciclo de Enseñanza  Básica.

Claudio Rauch acompañó el desarrollo del Colegio durante sus dos primeros septenios de vida. Actualmente su trabajo está centrado principalmente en la entrega de la Antroposofía a través de Conferencias y Seminarios Antroposóficos que imparte año a año; y en su trabajo como terapeuta en la Comunidad Kaspar Hauser.

En el año 1984, el Colegio fue reconocido por el Ministerio de Educación como Colaborador de las Funciones Educacionales del Estado, aprobando los planes y programas especiales de nuestro colegio. Esto significó, entre otras cosas, llegar a un acuerdo respecto al modo en que los alumnos son evaluados. Al respecto, uno de los principios fundamentales de la Pedagogía Waldorf es que entre profesor y alumno ha de producirse un vínculo interior tal que haga innecesario someter a los niños al temor y presión de las pruebas y exámenes – y la competencia implícita en ellos - para saber de sus procesos de aprendizaje.

Nuestro Colegio ha sido permanentemente visitado por estudiantes de Pedagogía y actualmente ocupa un lugar privilegiado como propuesta pedagógica en el Ministerio, en las Universidades y en el ámbito médico correspondiente (psicólogos, neurólogos, pediatras, etc.).